Naturaleza

Beaux jours

Anuncios

Embalse de Los Hurones

Fotografías tomadas durante la ruta de senderismo Tavizna-Embalse de Los Hurones (Cádiz).
(más…)


Gansos en el Guadalquivir

Nikon D40, 1/2640 f/7.1, DF52mm, ISO 400

Envidia me dan. ¡Cómo me gustaría a mí sentirme así! Tan relajado, en la ribera, pensando en lo realmente importante, disfrutando de cada segundo. Pero ese momento aún debe esperar, pues la incertidumbre sigue, pesada, pero igualmente ilusionante. Raro, ¿verdad? Cada etapa tiene su transición, sus dificultades, sus dudas. Simplemente, hay que saber aguantar las cosas, tal y como vienen, con sus virtudes y sus defectos. ¡Ay, envidia cochina!


Mauvais temps

Nikon D40, 1/50, f/5.6, DF165mm, ISO 200
(más…)


El momento clave

Nikon D40, 1/500, f/20, DF55mm, ISO 200

Un momento para no dejar de hacer fotografías, para ver el mundo con colores que cambian cada segundo y que, finalmente, dejan de verse con la oscuridad. Momento clave para darnos cuenta de la belleza que nos rodea, y que tantas veces ignoramos al dejarnos engullir por la rutina.

(más…)


Les couleurs de l’automne

Nikon D40, 1/200, f/5.6, DF55mm, ISO 200
(más…)


Esperanza

Nikon D40, 1/1000, f/6.3, DF45mm, ISO 200

Como muchos habréis podido comprobar, he decidido cambiar la apariencia del blog. Ya hace más de un año desde que empecé con Visto para ser Visto y, más que por la ocasión, está pensado para facilitar la visualización de las imágenes. Al fin y al cabo, eso es lo que cuenta en un espacio dirigido a la fotografía.

Desde entonces, han cambiado muchas cosas. Mi percepción del mundo, mis vivencias, la experiencia y, sobre todo, una nueva lucha diaria: el desempleo. Pese a la complicación del asunto, no decaigo ni un segundo. Cada día me levanto con la esperanza de que llegará una oferta, de que podré dedicarme a algo que me gusta, relacionado con mis estudios o al menos parecido. Una ilusión que intento mantener intacta, aunque a veces el contexto se empeñe en recordarme lo mal que está la sociedad actual. Pues no, sigo aquí y no me rendiré. Porque todo no tiene que salir como lo pintan. Porque, por el simple hecho de vivir, merece la pena intentar cumplir los sueños una y otra vez.