Eternas

                           Sevilla. Nikon D40, 1/60, f/5.6, DF200mm, ISO 200

        En estos días tan lluviosos, muchas veces me entretengo mirando por mi ventana. Y, entonces, puedo oler la tierra mojada y escuchar el sonido relajante de las gotas al caer. De vez en cuando aparece alguien que sale de un coche y, con mucho esfuerzo, consigue entrar en su casa sin apenas mojarse. Otros no tienen tanta suerte. Es verdad que tanta lluvia puede cansar. ¡Qué remedio! Mientras tanto, seguiré haciendo lo mismo. Y, desde luego, seguiré pensando con estas imágenes.

                           Sevilla. Nikon D40, 1/60, f/5.6, DF200mm, ISO 200

Anuncios

3 comentarios

  1. Noemí

    ¡La primera es genial! Me encanta el reflejo de las rejas.

    8 marzo 2010 en 20:15

  2. Mari Carmen

    Un pequeño detalle puede convertir una foto en algo realmente artístico; en este caso el caprichoso reflejo de una reja es la guinda artística de tu foto. Muy, pero que muy bonita.

    10 marzo 2010 en 22:33

  3. ¡Muchas gracias por los comentarios a las dos!

    10 marzo 2010 en 23:47

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s