Maravilloso mundo

                              Sevilla. Nikon D40, 1/30, f/5.6, DF 120mm, ISO 400.

       Cuando miro estas imágenes me gusta aún más la fotografía. Los atardeceres nos ofrecen un instante único, un momento de pura conexión con la naturaleza, un escape para sentirnos orgullosos por estar vivos. Eso sí, es una lástima que duren tan poco. Últimamente no puedo evitar sentirme agobiado entre trabajo y facultad. No obstante, es lo que me ha tocado, y jamás saldré del camino. Quiero ser libre, aunque en el fondo ya lo sea.

 

                               Sevilla. Nikon D40, 1/4, f/5.6, DF 200mm, ISO 200.

    Estas fotos han sido tomadas desde el balcón de Noemí. También os dejo un enlace a otra serie de atardeceres que publiqué en Retablos hace tiempo: Al caer el sol.

Anuncios

5 comentarios

  1. Noemí

    ¡Preciosos atardeceres que tengo la suerte de ver desde mi balcón! jeje. Me gustan mucho los colores de las dos. Además, me llama la atención la línea negra vertical de la primera separando la foto en dos, tengo curiosidad de por qué la pusiste ahí.

    6 octubre 2009 en 16:15

  2. Fernan López

    Noemí, gracias por comentar. La línea negra no la he puesto para separar una foto en dos, se trata de dos fotografías si te fijas bien, lo único que he hecho es ponerlas juntas porque son muy parecidas y quedaban bien así. Sólo he puesto un fondo negro porque se veía mejor jeje. Quizás debería haberlas separado más, pero me gustaban más juntitas.

    6 octubre 2009 en 18:46

  3. antoniomili

    Buenas.

    Las fotos son preciosas, Fernando.

    Me encantan los atardeceres, aunque ya hace
    bastante tiempo que no disfruto de uno en vivo,
    pero aún me gustan más los amaneceres, a ver
    cuando pones algunas fotos de amaneceres, te
    lo agradeceria mucho.

    Un saludo.
    By: Antonio Garcia Tabares.

    6 octubre 2009 en 19:06

  4. Mari Carmen

    Incluso en plena ciudad, entre puentes y edificios, es posible disfrutar de los hermosos colores de un atardacer; así lo has demostrado en tus preciosas fotografías, Fernan. Ah! y no te agobies por el cansancio y el hastío del trabajo y los estudios; ya verás que ese tiempo pasará casi tan rápido como un atardecer. Ser feliz es el camino del que nunca deberías salir, inclúyelo siempre en tu proyecto de libertad.

    6 octubre 2009 en 19:38

  5. Gracias Antonio y Mari Carmen, esos comentarios me llenan de alegría. Ya nos veremos. Un abrazo.

    7 octubre 2009 en 23:14

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s